Ocho cosas que podrían empeorar los síntomas de la enfermedad de Crohn y la colitis

Tomar sus medicamentos como se los recetaron es una manera de mantener la enfermedad de Crohn y la colitis bajo control. Sin embargo, la enfermedad puede volverse activa a pesar de tomar medicamentos. Se sabe que ciertas cosas desencadenan los brotes de Crohn y colitis o aumentan los síntomas. Pero si usted conoce estos desencadenantes con anticipación y los evita, puede ayudarse a sí mismo a mantenerse en remisión y evitar los brotes. A continuación, se enumeran los desencadenantes comunes de la enfermedad de Crohn y la colitis:

  • Fumar: Fumar no sólo aumenta su riesgo de tener la enfermedad de Crohn, sino que también empeora la enfermedad, haciendo que usted tenga más brotes. Los estudios también han demostrado que fumar devuelve la enfermedad de Crohn después de la cirugía.
  • Drogas: Una variedad de medicamentos pueden desencadenar los síntomas de Crohn y colitis, incluyendo el uso frecuente de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como Motrin, Advil o Aleve. Ciertos antibióticos (como la ciprofloxacina y la penicilina) aumentan el riesgo de tener una infección intestinal, lo cual puede imitar un brote agudo. Hable con su médico si tiene alguna preocupación sobre los medicamentos que le han recetado. No deje de tomar un antibiótico recetado sin consultar primero con su médico.
  • Dieta: Ciertos alimentos pueden darle más problemas que otros, pero cada uno reacciona de manera diferente a los diferentes alimentos – así que lo que su hermano con Crohn o colitis puede tolerar y lo que usted puede tolerar puede ser diferente. Preste atención a los alimentos que le están causando problemas y evítelos en el futuro. A continuación, se incluyen algunos de los culpables comunes: Edulcorantes artificialesAlimentos grasosAlimentos ricos en fibraAlimentos que producen gas (lentejas, frijoles, legumbres, brócoli)CafeínaAlimentos picantesNueces y semillasProductos lácteos (si no tolera la lactosa) Trigo y otros productos (si es sensible al gluten)
  • Alcohol: Los estudios no han demostrado que beber afecta negativamente la inflamación en los pacientes de Crohn y colitis. Sin embargo, el alcohol irrita los intestinos y puede empeorar los síntomas de la diarrea en algunos pacientes. También puede interactuar con ciertos medicamentos que usted puede tomar para su enfermedad, como metronidazol y metotrexato.
  • Deshidratación: La enfermedad activa hace que usted vaya al baño con frecuencia, causando que pierda agua y sal y poniéndolo en riesgo de deshidratación. La deshidratación en sí misma puede causar estrés en las funciones de su cuerpo y causar más debilidad e incapacidad para lidiar con la enfermedad. Y comienza un círculo vicioso. . . . En resumen: La cantidad de agua que usted necesita puede variar dependiendo de su edad, peso, nivel de actividad y pérdida de líquidos corporales (como la pérdida de agua durante la diarrea). Hable con su médico y dietista acerca de su requerimiento diario total de agua.
  • Depresión: Los estudios han demostrado que la depresión puede causar brotes de enfermedades. Usted puede tener más síntomas y un aumento en la inflamación de los intestinos cuando está deprimido. Su médico puede recetarle un antidepresivo para tratar la depresión y, por lo tanto, reducir los síntomas de su enfermedad de Crohn o colitis. Asegúrese de hablar con su médico si se siente deprimido.
  • Falta de sueño: El sueño puede afectar el sistema inmunológico, y un sueño deficiente o la falta de sueño puede activar la inflamación. Las personas que duermen mal tienden a tener más inflamación de sus intestinos y están en riesgo de sufrir futuros brotes. Dormir de siete a ocho horas ininterrumpidas puede mantener sus síntomas a raya.
  • Estrés: El estrés tiene un impacto negativo en el sistema inmunológico. Se ha demostrado que el estrés físico y emocional causa brotes de enfermedad y un aumento de los síntomas. Nadie tiene una vida libre de estrés, pero haga lo que pueda para mantener su estrés al mínimo, incluso si eso significa tomar una clase de yoga o dejar a los niños en la guardería de su gimnasio mientras usted se sienta en la sauna durante 30 minutos. (Sólo asegúrese de mantenerse hidratado si está sudando por el estrés).
  • Leave a Reply