Esclerosis múltiple: cómo prevenir complicaciones innecesarias

Si usted tiene esclerosis múltiple (EM), a estas alturas, uno de sus amigos o familiares probablemente le haya mencionado que conocía a alguien «que murió de EM». Trata de no entrar en pánico. Aunque en ocasiones la muerte puede ser el resultado de una forma virulenta y rápidamente progresiva de EM o de complicaciones muy graves, la mayoría de las personas que tienen EM mueren de cáncer, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales como cualquier otra persona.

  • Infecciones del tracto urinario: Estos tipos de infecciones son relativamente comunes en la EM. El mensaje importante aquí es que las infecciones urinarias no tratadas no sólo hacen que otros síntomas de la EM empeoren, sino que también pueden causar problemas renales graves y urosepsis (que ocurre cuando las bacterias de la infección entran en el torrente sanguíneo) Por estas razones, el diagnóstico y tratamiento oportunos de las infecciones del tracto urinario (por parte de su neurólogo, médico de atención primaria o urólogo) son importantes.
  • Espasticidad (rigidez): Este síntoma es común en la EM. Cuando no se trata, la espasticidad puede provocar contracturas o congelación de las articulaciones, lo cual es un problema doloroso y debilitante. La mejor manera de evitar las contracturas es usar un régimen de estiramiento (y medicamentos, si es necesario) para mantener las articulaciones flexibles. Su neurólogo y fisioterapeuta le pueden recomendar las estrategias de tratamiento apropiadas para usted.
  • Disfagia: Algunas personas con EM desarrollan disfagia (problemas para tragar). Toser o ahogarse mientras come puede ser una señal de que está desarrollando un problema de deglución. Es importante que informe rápidamente a su médico sobre este tipo de cambios, ya que los problemas de deglución no tratados pueden provocar neumonía por aspiración, que es causada por partículas de alimentos que viajan a los pulmones en lugar de atravesar el esófago y llegar al estómago al que pertenecen, y que puede ser una afección grave y peligrosa, al igual que todos los tipos de neumonía. Un patólogo del habla/lenguaje puede evaluar el tipo y la gravedad de su problema de deglución, y él o ella puede recomendar las intervenciones apropiadas. Y si las dificultades para tragar también interfieren con su capacidad para obtener una nutrición adecuada, un nutricionista puede hacer recomendaciones dietéticas personalizadas para usted.
  • Problemas de piel: Si usted pasa mucho tiempo en una motocicleta, en una silla de ruedas o en la cama, necesita tener un cuidado especial de su piel porque corre el riesgo de que le salgan llagas por presión. Estas llagas se desarrollan cuando partes de su cuerpo están en contacto constante con su cama o silla.
  • Con el tiempo, esta presión restringe el flujo sanguíneo, resultando en daño a la piel en esas áreas, y eventualmente pérdida del tejido de la piel e infección severa. Las nalgas y los talones son particularmente vulnerables a las úlceras por presión, al igual que cualquier área ósea, como las caderas, los codos y los tobillos. Por lo tanto, si su movilidad está severamente restringida, revise su piel cuidadosamente todos los días en busca de señales de enrojecimiento o irritación. Informe inmediatamente de cualquier cambio a su médico.
  • La mejor manera de tratar las úlceras de decúbito es evitar que ocurran en primer lugar, asegurándose de cambiar de posición con frecuencia y levantar el trasero (y otras partes del cuerpo) de la cama o silla cada hora aproximadamente. Mantener la piel seca pero hidratada también puede ayudar, al igual que una dieta saludable con los líquidos adecuados.
  • Osteoporosis: El riesgo de osteoporosis (el adelgazamiento de los huesos) es mayor para las mujeres y los hombres con movilidad limitada que no hacen suficiente ejercicio con pesas (como el que se realiza al ponerse de pie y caminar) El uso frecuente de corticosteroides también se sabe que aumenta el riesgo de osteoporosis. Por lo tanto, si usted pasa mucho tiempo sentado (o si toma corticosteroides con frecuencia), hágase una evaluación inicial de la densidad ósea, que por lo general es realizada por un radiólogo, y después debe hacerse exámenes periódicos. También asegúrese de que está tomando la cantidad recomendada de calcio y vitamina D.
  • Problemas respiratorios: Al igual que otros músculos que pueden debilitarse debido a una estimulación nerviosa inadecuada o inactividad, los músculos que soportan la respiración también pueden verse afectados por la EM.Hágale saber a su médico si es más difícil o más cansado respirar a fondo o si se queda sin aliento durante una conversación normal. Un terapeuta respiratorio, que suele ser un fisioterapeuta o una enfermera, puede darle ejercicios para fortalecer su aparato respiratorio y ayudarle a respirar más cómodamente.
  • Depresión: La depresión, que es muy común en la EM, es el principal factor de riesgo de suicidio. Un resultado de este tratamiento inadecuado de la depresión es que la tasa de suicidio en la EM es significativamente más alta que en la población general. La buena noticia es que la depresión es uno de los síntomas más tratables de la EM. Así que no dude en informar a su médico sobre los cambios de humor.
  • Aunque el riesgo de estas complicaciones es real, lo bueno es que los médicos ahora tienen los conocimientos para prevenir muchas complicaciones innecesarias de la EM y más estrategias de tratamiento para controlarlas si se producen. La comunicación estrecha con su equipo de atención médica es la clave para minimizar las posibles complicaciones de la EM.

    Leave a Reply