Cómo su cuerpo utiliza la vitamina E

  1. Salud
  2. Nutrición
  3. Cómo su cuerpo utiliza la vitamina E

Libro Relacionado

Por Christopher Hobbs, Elson Haas

La vitamina E es una vitamina liposoluble esencial para una dieta saludable. Este importante nutriente antioxidante protege las células y los tejidos del daño causado por los radicales libres generados por los productos químicos y las grasas oxidadas.

La vitamina E se toma mejor con la vitamina C. Las dos forman un equipo, y la vitamina C puede en realidad «reactivar» la vitamina E, permitiéndole seguir trabajando para desactivar los radicales libres. La vitamina E es uno de los suplementos mejor investigados y más ampliamente aceptados en la comunidad médica.

Los radicales libres son moléculas inestables con electrones extra «libres» que buscan una conexión. Pueden adherirse a la membrana celular o al revestimiento de los vasos sanguíneos y crear una inflamación constante, lo que puede provocar daños eventuales. Los antioxidantes neutralizan estos electrones al unirse activamente con ellos, reduciendo sus efectos dañinos.

Las grasas oxidadas son grasas que se modifican de manera adversa por el envejecimiento, la interacción con el oxígeno y el daño causado por los radicales libres. Se sabe que el consumo de grasas oxidadas o rancias promueve el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Revise estos usos clave de la vitamina E:

  • Los médicos han recetado durante mucho tiempo la vitamina E para apoyar y proteger los órganos sexuales y reproductivos, pero las investigaciones no demuestran esta teoría. La vitamina E a veces se conoce como la vitamina de la virilidad o vitamina antiesterilidad.
  • Se utiliza especialmente por su función antioxidante en la prevención de enfermedades degenerativas del sistema cardiovascular, neurológico y respiratorio. La vitamina E también puede ser un importante protector contra el cáncer.

La vitamina E es un conservante natural que se encuentra en los aceites vegetales, nueces, semillas, verduras de hoja verde oscuro y granos enteros. Los niveles comunes de consumo son de 200 a 1,600 IU, con cantidades usuales de 400 a 800 IU.

La toxicidad es muy poco común, mientras que la deficiencia lo hace más susceptible al daño de los radicales libres por la exposición a químicos ambientales y alimenticios. La vitamina E protege los tejidos del revestimiento de los vasos sanguíneos y las glándulas sexuales del daño causado por los químicos de los muchos pesticidas, químicos para alimentos y toxinas inhaladas a los que usted está expuesto.

Los tocoferoles[ta-COH-fer-all] son los químicos protectores naturales que en realidad componen la vitamina E. Asegúrese de elegir suplementos de vitamina E que incluyan tocoferoles mezclados, que son ricos en una sustancia llamada gamma-tocoferol, en lugar de sólo alfa u otro tocoferol único. Investigaciones recientes muestran que esta forma más natural de vitamina E funciona mucho mejor en su cuerpo que las versiones sintéticas menos costosas.

Leave a Reply