Cómo su cuerpo utiliza la vitamina C

  1. Salud
  2. Nutrición
  3. Cómo su cuerpo utiliza la vitamina C

Libro Relacionado

Por Christopher Hobbs, Elson Haas

La vitamina C, o ácido ascórbico, es un nutriente importante que se encuentra en muchas frutas y verduras frescas. Es esencial para una dieta saludable. La vitamina C se descompone fácilmente cuando los alimentos se calientan o cuando están demasiado tiempo en el estante.

La vitamina C es uno de los suplementos más populares de todos, gracias a la dedicación del científico ganador del premio Nobel Linus Pauling. Pauling tomó hasta 25 gramos de la vitamina todos los días durante años. Terminó muriendo a los 96 años de edad, pero todavía estaba trabajando activamente y mentalmente agudo en el momento de su muerte; debe haber estado haciendo algo bien.

La vitamina C es importante para la fuerza apropiada del tejido y se sabe que apoya el crecimiento del colágeno y del cartílago. También ayuda a proteger las membranas celulares de los desechos tóxicos y la destrucción de un sistema inmunológico hiperactivo. Actúa como antioxidante y es especialmente eficaz cuando se toma con vitamina E. La vitamina C se utiliza para las alergias y como medicamento antiviral. El uso regular puede reducir su riesgo de cáncer.

He aquí una muestra de los usos clave de la vitamina C:

  • Promueve la cicatrización de heridas.
  • La vitamina C se utiliza comúnmente para apoyar la función inmunológica y la protección contra las enfermedades virales y el cáncer.
  • También puede ayudar en personas con colesterol alto, cataratas, diabetes, alergias y asma, y enfermedad periodontal. Como antioxidante, protege los vasos sanguíneos y los lentes de sus ojos, y ayuda a mantener fuertes los tejidos del cuerpo.
  • La vitamina C es popular para prevenir y acortar los efectos desagradables del resfriado común.

El ácido ascórbico se encuentra de forma natural en los cítricos, pimientos, rosa mosqueta, tomates, fresas y muchas otras frutas. El requisito mínimo para prevenir la deficiencia de vitamina C, llamada escorbuto, es de 60 mg. Comúnmente tomados en dosis de 500 a 1,000 mg, cantidades mayores, como de 10 a 20 gramos diarios, pueden causar toxicidad leve. La diarrea es el efecto secundario más común.

La vitamina C no es tóxica porque elimina cantidades excesivas a través de la orina. Algunos expertos en vitaminas advierten a las mujeres embarazadas que no deben exceder 1 ó 2 gramos al día.

Leave a Reply