Apple Newton-Smith, la mejor abogada, sobre cómo equilibrar la maternidad y la carrera profesional

Roberto Caruso

Tres hijos y 16 años después, la abogada defensora Apple Newton-Smith no pretende ser una súper mujer, sólo sabe cómo priorizar.

Nombre: Manzana Newton-Smith

Ocupación: Abogado defensor penalista

Edad: 40

Ciudad natal: Toronto

Entrenamiento: Licenciada en Inglés y Literatura y Filosofía por la Universidad McGill, Licenciada en Derecho por la Universidad de Queen’s.

P: ¿Cómo empezó?

R: En McGill me ofrecí como voluntaria como tutora en un centro de detención para niñas adolescentes y me interesé por su difícil situación en el sistema de justicia penal. Cuando me gradué, tenía una licenciatura en filosofía y pensé que me encantaría ser académico, pero no había trabajo en el mundo académico en los años 90. Así que fui a la escuela de leyes, porque ahí es donde mis intereses en justicia social y derecho penal se entrecruzaron.

P: ¿Qué es lo que te gusta de tu trabajo?

R: Es intelectualmente atractivo, pero con problemas de la vida real. Y a veces ayudo a la gente. Quiero decir, siempre estoy tratando de ayudar a la gente, pero a veces realmente lo hago.

P: ¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

R: Me invitaron a una cena cuando mi hijo de en medio tenía sólo unas semanas y tuve que preguntar si podía traerlo. La anfitriona, la jueza del Tribunal Superior Harriet Sachs, estaba adulándolo y me dijo: «A estas alturas, consigue toda la ayuda que puedas. Puede sentir que está gastando más de lo que gana, pero lo necesita o no saldrá adelante». Ese fue un gran consejo para tu carrera. ¡Contrata a alguien!

P: ¿Y lo peor?

R: Me ofrecieron un trabajo de artificiero que no pagaba mucho. Una persona muy bien intencionada y exitosa en finanzas me dijo: «Oh, nunca debes aceptar un trabajo que no te compense por tu valor.» Sin embargo, lo tomé. Si estás dispuesto a sacrificarte financieramente cuando eres joven, y no necesitas necesariamente el dinero, debes tomar el camino que es más interesante y encontrar una manera de conseguirlo para ganar dinero más tarde.

P: ¿Quién o qué te inspira?

R: Trailblazers como Marlys Edwardh, una excelente abogada defensora en Toronto. Es más conocida por representar a Maher Arar, el ingeniero sirio-canadiense que fue arrestado en 2002 mientras hacía escala en Nueva York y deportado a Siria, donde fue retenido y torturado durante 10 meses. Fue una de las primeras mujeres en hacer este trabajo; cuando empezó, no había vestuarios femeninos en la mayoría de los juzgados, y la gente le decía que volviera a la cocina.

P: ¿Cómo define el éxito?

R: Tener un trabajo que te desafía y cambia tu vida mientras mantienes a tu familia, amistades y cordura. Eso es un éxito para mí, porque no siempre van juntos.

P: ¿Cómo manejan el malabarismo?

R: Trabajo por mi cuenta y establezco mi propio horario. Y tengo una niñera estupenda. Honestamente, no intento hacerlo todo.

P: ¿Dónde se ve a sí mismo en 10 años?

R: Aquí mismo. Es importante para mí ser un modelo a seguir para las jóvenes abogadas. Muchas mujeres en el derecho penal no se quedan en la práctica privada porque es muy difícil de equilibrar. Es difícil pensar en cómo puedes permitirte tener hijos y tomarte un tiempo libre, y es un negocio en el que los clientes pueden ser bastante chovinistas. Pero necesitamos más mujeres en la práctica privada, no sólo porque es bueno para nosotros, sino porque somos excelentes abogadas.

Leave a Reply